Comunidades Educativas Libres de Violencia
Constructoras de Paz

Integramos el modelos de la cultura de paz como un eje transversal que permitiría la transformación de la comunidad en donde la escuela se encuentra inserta.

Desde el año 2011 cuando en México las expresiones de violencia relacionadas con el narcotráfico se hicieron cotidianas y cada vez más crueles, se empezó a desarrollar un modelo de intervención en las escuelas, principalmente públicas, para integrar la cultura de paz como un eje transversal que permitiría la transformación de la comunidad en donde la escuela se encuentra inserta.

A partir de esta reflexión el IPAED construyó el modelo Comunidades Educativas Libres de Violencia, en el que se intervinieron 300 escuelas públicas, en el modelo se trabajó en tres etapas, en la primera etapa se llevó a cabo un diagnóstico que nos permitió conocer las violencias que perciben los estudiantes y localizar actores que promueven, naturalizan y ejercen la violencia; posteriormente en la segunda etapa de sensibilización, se trabajaron procesos formativos con toda la comunidad educativa, alumnos, padres y madres de familia, maestros, administrativos, directores y en una tercera etapa a la que llamamos transferencia de conocimientos se formalizaban actos simbólicos como pactos de convivencia; actividades promovidas por la comunidad a favor de la cultura de paz.

El proyecto CELV pone a la escuela como un referente cultural que transforma la realidad social a partir de sus interacciones y trabajo formativo, buscando el protagonismo de los alumnos como agentes de cambio en su entorno, orientados por toda la comunidad educativa (padres de familia, directivos, docentes, personal administrativo y de servicios).

Nuestro objetivo

Brindar diversas herramientas formativas que incidan en una cultura organizacional en la que prevalezca la cooperación, la armonía y el diálogo.
Todos nuestros talleres están basados en promover una cultura de paz, sabemos que actualmente vivimos en una cultura que invita a la violencia, por esa razón desarrollamos talleres en los que promovemos relaciones interpersonales a partir del diálogo, la cooperación, la solidaridad y la empatía. Pensamos que a través de la reflexión personal podemos construir ambientes en los que se favorezca un clima organizacional amigable.

Nuestra metodología

Nuestros talleres están basados en la propuesta de Frans Limpens de Juegos colaborativos para una cultura de paz, en la que a través de dinámicas y juegos las personas hacen una reflexión sobre su vida, sus relaciones y su capacidad para transformar los ambientes en los que se desempeñan. Además retoman enfoques de autores que hablan sobre cultura de paz como Galtung, Jesús Xares, Bernardo Toro y Leonel Narvaez.

Los Talleres

Gracias a la dinámica que utilizamos, nuestros talleres tienden a mejorar el clima organizacional, después de cada taller las personas se sienten más conectadas con lo mejor de su persona y se sienten invitadas a relacionarse más pacíficamente con los otros y con mayor productividad y lealtad a la organización.